El efecto preventivo de los tratamientos de medicina estética. ¿A qué edad empezar?

Tratamientos preventivos de medicina estética ¿A qué edad empezar?

El efecto preventivo de los tratamientos de medicina estética. ¿A qué edad empezar?

¿Has oído hablar de los tratamientos medico estéticos preventivos? Su objetivo no es paliar los efectos del paso del tiempo, como se venía haciendo principalmente hasta ahora si no adelantarse y prevenir su aparición. La prevención es el foco de la medicina estética más innovadora y cada vez tienes más tratamientos entre los que elegir para conseguir los mejores resultados.

Antiguamente, nos esperábamos mucho a iniciar un tratamiento médico para arrugas o rejuvenecimiento. Es decir, se esperaba a que el problema hiciera su aparición de forma visible para actuar y es entonces cuando se intentaban paliar los efectos del paso del tiempo.

Pero, ¿no tiene más sentido no esperar a que estos efectos indeseados hagan su aparición sino evitarlos o prevenirlos en lo posible?

Es por esto, que cada vez se presta más atención a los tratamientos medico estéticos preventivos y cada vez son más jóvenes las personas que se interesan por ellos. Envejecer produce cambios tanto en la piel como en los tejidos adiposos, ligamentos, músculos, huesos… Por ello, para conseguir los resultados más armoniosos y naturales se debe realizar una combinación de tratamientos que nos ayude a realizar un trabajo de prevención específico para cada aspecto.

Afortunadamente, hoy en día no dejan de aparecer cada vez más tratamientos estéticos preventivos que ayudan a evitar que las arrugas lleguen a hacer su aparición, se fijen en el rostro o aumenten. El concepto de partida no es tanto paliar sino más bien intentar mantenerse lo mejor posible durante el mayor tiempo posible.

Atacar las primeras arrugas: la clave de los tratamientos preventivos

En la medicina estética preventiva son muy interesantes los tratamientos que evitan que las primeras arrugas que empiezan a formarse sigan profundizándose, puesto que es mucho más fácil y efectivo prevenir y tratar una pequeña arruga que una grande. Necesitará mucho menos tratamiento para lograr resultados visibles, durara más en el tiempo y resultará también mucho más económico, pues requiere de menos producto y menos procedimientos.

Son tratamientos rápidos y fáciles de seguir que no requieren muchas sesiones. Sin embargo, es imprescindible partir de un diagnostico médico previo ya que es el que nos determina cual es el mejor plan de actuación en cada persona, preparando un plan de tratamientos personalizado.

Dentro de los tratamientos para la prevención de arrugas en los más jóvenes podemos destacar: 

  • Inyecciones de acido hialurónico junto con a la mesoterapia con vitaminas. Esta terapia revitalizante nos proporciona ingredientes activos que tendemos a perder en nuestra piel con el paso del tiempo. El ácido hialurónico atrae y retiene el agua en la piel por lo que su presencia ayuda a redensificarla e hidratarla mientras que las vitaminas ayudan a su regeneración. Es la perfecta combinación junto con los tratamientos PRP (ver más abajo).
  • Bótox preventivo. Para prevenir las arrugas de entrecejo, contorno de los ojos y frente. Las arrugas se producen porque con el paso del tiempo, la piel se debilita y se recupera peor de los movimientos que realizamos con nuestros músculos faciales (arrugar el entrecejo, sonreír, levantar las cejas.. etc) Relajar los músculos de manera moderada aplicando bótox en pequeñas cantidades y en puntos estratégicos ayuda a prevenir la contracción y la aparición de arrugas de expresión.
  • IPL o luz pulsada para cerrar poros y mejorar la calidad y cantidad del colágeno presente en nuestra piel. La pérdida del volumen de colágeno natural de nuestra piel se empieza a dar a partir de casi los 30 años por lo que es importante estimular nuevamente su producción ya que es la proteína que sirve de estructura de soporte a nuestra piel y músculos.
  • Plan de personalizado antiaging de ejercicio y nutrición. Es imprescindible contar con un plan de nutrición y ejercicio adecuados que nos permita mantener nuestro cuerpo y nuestra mente en forma para que la juventud no se refleje solo por fuera sino también por dentro. La salud siempre comienza por el interior.
  • Neceser cosmético personalizado. A partir de la treintena es también cuando nos empezamos a preocupar por el uso de las cremas antiaging y otros tratamientos cosméticos como serums, retinoles, vitamina C… Pero entre este maremagnum de propuestas, ¿Cómo dar con los cosméticos más adecuados para nuestra piel y cómo debemos aplicárnoslos? Porque escogiendo cosméticos al tuntún o según lo que da resultado a nuestros conocidos, muchas veces nos lleva a elegir tratamientos que no están indicados para nuestro tipo de piel y provocan más problemas que beneficios. Por ello, en nuestra clínica ofrecemos un servicio de neceser cosmético personalizado, en el que te prepararemos un plan con los cosméticos más adecuados para ti e indicaciones para que puedas sacarles el mejor partido con su uso diario.
  • PRP o Plasma Rico en factores de Crecimiento. Uno de los tratamientos medico estéticos regenerativos con más prestigio. A partir de la propia sangre del paciente se obtienen dos productos diferentes, ambos ricos en factores de crecimiento plaquetario. El primero, un plasma con textura gel que se utiliza para rellenar las líneas finas de expresión y que tiene la ventaja de que, al proceder de nuestro propio organismo, es totalmente compatible con él. El segundo producto, con una textura más ligera, contiene glucoproteínas procedentes de las plaquetas, un elemento muy activo en la regeneración de los tejidos cutáneos y en la estimulación celular y se usa para producir una regeneración profunda de la piel desde su interior. Ambos son compatibles con nuestro organismo.

¿A qué edad es conveniente comenzar con los tratamientos estéticos preventivos?

Normalmente, se suele comenzar con este tipo de tratamientos al principio de la treintena, tanto para hombres como para mujeres puesto que es cuando se pueden obtener unos resultados más óptimos y realizar una prevención mayor antes de que haga aparición ningún signo visible de envejecimiento.

Pero incluso hay tratamientos que se pueden comenzar a hacer durante la veintena, como el cuidado general de la piel (tratamientos de acné, limpieza de impurezas), hialurónico preventivo e incluso el bótox preventivo.

En la clínica de la Dra. Escoda nuestro objetivo final es mantener una salud integral tanto de nuestro cuerpo como de nuestro rostro para conseguir que dentro de unos años podamos vernos por fuera como nos sentimos por dentro, fuertes y vitales con ganas de disfrutar plenamente de la vida con sus momentos buenos y no tan buenos. 

Conseguirlo comienza con la prevención a todos los niveles, porque nos ayuda a mantener en forma nuestra piel tanto como un cuerpo con un buen entrenamiento físico, que puede hacer frente mejor a cualquier contratiempo o desgaste. ¡Más vale prevenir siempre!

Déjanos asesorarte sobre el tratamiento preventivo más adecuado para ti. Pide cita para una visita informativa ya sea de forma telemática o en la consulta: