Receta de Kéfir casero

Receta para preparar kéfir casero

Receta de Kéfir casero

El kéfir, como el yogur, es un alimento a base de leche fermentada de vaca, oveja o cabra que deberíamos acostumbrarnos a incluir de forma habitual en nuestra dieta. ¿Los motivos? Es un probiótico más potente que el yogur que puede contener hasta 61 microorganismos y levaduras diferentes. Ayuda a la digestión, tiene propiedades antibacterianas, es rico en nutrientes, bajo en lactosa y por si fuera poco, es fácil de elaborar en casa.

Ingredientes:

  • Leche entera de cabra (nuestra preferida), oveja o vaca.
  • Nódulos o gránulos de Kéfir: 1 cucharadita por taza de leche o 1 cucharada sopera por 1/4 de litro de leche.

¿Dónde puedo conseguir nódulos de kéfir?

Los nódulos de kéfir se pueden comprar en cualquier tienda de dietética o puedes conseguirlo a través de alguna persona de tu entorno, es un hongo muy fácil de reproducir y te pueden dar unos gránulos para que lo hagas crecer.

Preparación:

Mezclar la leche y los gránulos en una jarra, tarro o recipiente alargado de vidrio. Cubre la jarra con una muselina, paño fino de cocina o servilleta limpios o incluso papel de cocina y asegúralo con una goma. No lo cierres con una tapa metálica porque el dióxido de carbono que se produce durante la fermentación de la leche puede provocar que el jarro se rompa.

Dejarlo fermentar unas 24 horas (a más tiempo, su efecto será más astringente) a temperatura ambiente (idealmente, entorno a unos 21ºC). Al finalizar el tiempo de fermentación, colar el kefir para descartar los gránulos.

Lavar los gránulos con agua e introducir en una nueva tanda de leche. Si se quiere ralentizar la fermentación para no producir tanto, se debe guardar la leche con los nódulos en la nevera.



ENVÍOS EN 1-3 DÍAS LABORABLES, GRATIS A PARTIR DE 80€  | ALTA COSMÉTICA MÉDICA
Abrir chat
1
Dra Escoda, Medicina Estética
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?