Unos labios perfectos: proporción y equilibrio

¿Cómo son unos labios perfectos? Tratamientos con ácido hialurónico para un rostro hermoso y equilibrado

Unos labios perfectos: proporción y equilibrio

Unos labios carnosos no son siempre sinónimo de belleza y perfección, hay otros aspectos a tener en cuenta para que unos labios aporten belleza y armonía a nuestro rostro. Los labios son muy importantes para el equilibrio y la belleza del rostro, además de un importante componente sensual en la expresión. En los últimos años, los tratamientos de relleno de labios con ácido hialurónico han ganado muchos adeptos, tanto en mujeres como en hombres, ya sea para aumentar su volumen como para corregir alguna asimetría. En nuestra consulta recibimos muchas solicitudes de información y tratamiento centradas especialmente en estos puntos:

  • Aumentar el volumen de los labios
  • Perfilar y definir
  • Corregir las finas arrugas que los rodean, también conocidas como código de barras
  • Recuperar el volumen perdido con los años
  • Equilibrar las proporciones del labio inferior y superior

Desde mi punto de vista, cualquiera de estos tratamientos debe hacerse buscando un resultado natural, simétrico, equilibrado y en proporción al rostro.

Pero, ¿qué queremos decir cuando hablamos de proporción en el labio?

El tamaño del labio lo define la proporción facial en primer lugar, que es la que define tanto su situación en el rostro como la anchura y altura más apropiada. Ésta se mide a partir de unas líneas verticales y horizontales que dividen el rostro y que han de estar proporcionadas entre sí.

Imagen extraída de Pinterest

Otro punto a tener en cuenta es la proporción entre el labio superior y el inferior. Esta proporción es de 1/3 para el labio superior respecto al inferior que es de 2/3. Cuando esta proporción se altera, por ejemplo, al aumentar excesivamente el labio superior, el labio pierde su naturalidad y puede adquirir un aspecto poco atractivo.

Imagen extraída del libro de anatomía «Temple, Eye, Nose, Lips» del Dr. . Andrea Alessandrini

La distancia entre la nariz y el labio, y entre este último y la punta del mentón también son aspectos muy importantes a la hora de proporcionar equilibrio al rostro. Hay muchas veces en las que, antes de tratar el labio, es conveniente tratar primero el mentón para que la proporción en el rostro sea la correcta tanto para el mentón como para el labio y el resultado sea natural, proporcionado y hermoso.

Imagen extraída del libro de anatomía “The Face” de Ralf Radlansky y Karl H. Wesker

La posición de los dientes, el maxilar superior, la mandíbula y la relación existente entre ellos nos definirán que proyección va a tener el labio. Por ejemplo, si tenemos la mandíbula adelantada o retrasada va a alterar la forma y volumen de nuestro labio que puede perder la proporción y el equilibrio dentro del rostro o entre sus partes.

Imagen extraída del libro de anatomía «Temple, Eye, Nose, Lips» del Dr. . Andrea Alessandrini

Como último punto, hemos de tener en cuenta la simetría entre ambos lados del labio y la plenitud de ambos también ha de ser igual.

Según nuestras características anatómicas cada uno de nosotros tenemos unos labios con unas particularidades distintas que nos hacen únicos. En algunos casos nuestra anatomía se desvía de los estándares de belleza definidos y es nuestro trabajo, como médicos estéticos, acercarnos el máximo posible a esta proporción y simetría para que los labios y el rostro en general estén más bellos y el rostro resulte en su conjunto más armonioso y hermoso.

¿Quieres mejorar tus labios? Contáctanos para que evaluemos tu caso.




    ENVÍOS EN 1-3 DÍAS LABORABLES, GRATIS A PARTIR DE 80€  | ALTA COSMÉTICA MÉDICA
    Abrir chat
    1
    Dra Escoda, Medicina Estética
    ¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?