La toxina botulínica conocida por el nombre comercial de Botox® junto con el ácido hialurónico son los dos principales tratamientos que combinados adecuadamente en el lugar y las dosis precisas nos permiten rejuvenecer y embellecer el rostro y la piel de forma armoniosa y natural.

Sobre ellos hay un gran desconocimiento y muchos mitos que crean confusión en las personas interesadas en iniciar un tratamiento. Por esa misma razón es bueno, de tanto en tanto, volver a explicar todo lo que hay que saber sobre estos dos productos que tanto éxito nos dan para devolver el atractivo a nuestras pacientes.

Lo cierto es que hay una gran diferencia entre ambos productos, tanto en su composición como en su función: el bótox relaja la musculatura para evitar que la arruga se manifieste y el ácido Hialurónico rellena e hidrata. Aunque hay algo que les une: su gran capacidad para ayudarnos a embellecer y rejuvenecer el rostro 😉

BÓTOX

Aplicado dentro del músculo lo relaja. Ideal para las arrugas de expresiónprovocadas por el movimiento muscular como el entrecejo o el contorno de los ojos.

La toxina botulínica es una proteína natural fabricada por una bacteria el clostridium botulinum , que inyectada en pequeñas dosis dentro del músculo lo relaja.

Para rejuvenecer y embellecer el rostro tratamos los músculos de las expresiones negativas, los músculos del entrecejo tienden con la edad a expresar preocupación, enfado o mala visión, lo que logramos con el bótox es que nuestra expresión se relaje y desaparezca la imagen de enfado o cansancio para volvernos a sentir más atractivas.
En el contorno de los ojos relajan la sonrisa y abren la mirada.

Utilizando la toxina con moderación, en la justa medida, conseguimos resultados naturales que no paralizan la expresión, sino que la suavizan, mostrando un rostro más tranquilo con un efecto parecido al de volver de unas relajantes vacaciones.

El bótox ni paraliza la cara, ni te deja sin expresión, ni hincha los labios y los deja deformados. Nada más lejos de la realidad. Botox no rellena ni aumenta los labios, para rellenar, hidratar o tratar las arrugas estáticas y los labios utilizamos el ácido hialurónico.

En este momento en España se comercializan tres marcas de toxina botulínica cada una con sus características específicas. En nuestra consulta trabajamos con Vistabel el nombre que toma Botox cuando se utiliza en la consulta de medicina estética y lo preferimos a los otros por su precisión, su duración y el largo historial de estudios que fundamentan su tratamiento.

ÁCIDO HIALURÓNICO

Es indicado de forma especial para retensar y elevar el rostrorellenar la arrugas e hidratar la piel. El ácido hialurónico es una molécula con una gran capacidad de retener agua, un producto que tenemos en gran cantidad en todo nuestro organismo y que se ocupa de hidratar los tejidos.

La industria farmacéutica ha preparado para nosotros un ácido hialurónico igual que el que produce nuestro organismo, apropiado para tratar las diferentes zonas y tejidos: uno especial para los labios, otro para la zona de los pómulos, otro para las arrugas más finas… Un producto sin efectos secundarios que inyectado en los tejidos nos permite levantar las arrugas para minimizar su profundidad, recuperar el pómulo o mantener terso y hermoso el labio.

Otro efecto muy importante que nos otorga el ácido hialurónico es el retensado del rostro, ayudando en el tratamiento de la flaccidez o caída de los tejidos, ya que inyectado profundamente ejerce un efecto de elevación del rostro.

También nos sirve para hidratar la piel en profundidad y suavizar o eliminar las finas líneas que se forman sobre ella ejerciendo un importante efecto de PREVENCIONsobre la aparición de las líneas o flaccidez del rostro, muy interesante para las más jóvenes!!

No todos los ácidos hialurónicos son iguales, tres tipos fundamentalmente que se distinguen por sus características que los hacen apropiados para cada tipo de tejido.

Tal como hemos comentado hay un ácido hialurónico más fuerte especial para dar volumen y sujeción al rostro. Se utiliza en grasa profunda y es el que nos ayuda a levantar el rostro y devolverle la estructura que va perdiendo con los años.

El de grado medio es útil cuando tenemos que trabajar en grasa superficial en la capa más profunda de la piel o en los labios. Se trata de que tense e hidrate el tejido pero sin que se vea ni se note.

Por último el ácido hialurónico más suave para poder tratar las arrugas más superficiales, las que están justo sobre la piel. Este tipo de hialurónicos permiten trabajar las finas líneas superficiales o simplemente conseguir una hidratación profunda de la piel, sin que el producto se vea ni se note.

Como en el caso de Botox, hay muchas marcas de ácido hialurónico, pero en nuestra consulta trabajamos con las más prestigiosas.