Mejora de la piel

Con el paso de los años y las agresiones externas, nuestra piel pierde la luz. Para volver a tener una piel vital y sana, existen varios tratamientos.

Beneficios

Piel con más calidad

Más luz

Piel más cuidada y sana

Mejora de la piel

Una piel cuidada y bonita es sinónimo de belleza, salud y bienestar. Tratar la piel es uno de los puntos básicos en el embellecimiento del rostro, que puede verse ensombrecido por manchas y el acné o sus marcas.

Nuestros tratamientos para lograr luminosidad, eliminar manchas e impurezas, y para otorgar más suavidad, elasticidad y turgencia a la piel son algunos de los más solicitados.

Los problemas estéticos más comunes de la piel son las manchas y el acné.

  1. LIMPIEZA DE LA PIEL

Tratamos las impurezas de la piel, desde sus casos más intensos, como el acné, hasta los más suaves, como alguna espinilla y retención de forma externa, con el máximo cuidado y eficacia.

¿Por qué aparecen impurezas en la piel?

Para proteger la superficie de nuestra piel tenemos unas glándulas llamadas sebáceas que segregan una grasa o sebo que lubrica la superficie de nuestra piel aportándole protección.

Hay pieles que tienen tendencia a segregar mayor cantidad de grasa lo que provoca que el poro se dilate más para permitir su salida y compacta más las células muertas de su superficie dándole a la piel un aspecto más grueso y opaco.

Para mejorar la opacidad, poros dilatados y piel sin brillo la tratamos con peelings de mayor o menor intensidad hasta que la equilibramos y suavizamos.

Cuando la salida de la grasa se obstruye y queda retenida en su interior, se acumula progresivamente la grasa hasta formar los comedones, que pueden ser abiertos o puntos negros o cerrados o puntos blancos.

  1. PEELINGS

Los peelings químicos son un grupo de sustancias ácidas de diferentes orígenes y características que al utilizarlas sobre la piel van a facilitan que su superficie se descame favoreciendo el recambio celular y el equilibrio cutáneo.

Hay varios tipos de peeling, en función del producto del que derivan (ácido salicílico, ferúlico, glicólico, fenol o mandélico, entre otros). Cada uno posee unas características determinadas apropiadas para los distintos tipos de pieles y problemas.

Peelings para manchas. Se trata de regular la formación anómala de melanina por la piel, de forma que disminuyan lo máximo posible las manchas oscuras y uniformar el tono de piel.

Peelings para el acné. Conseguimos eliminar el tapón córneo para que no queden retenciones de grasa dentro de la piel y regular la formación de grasa por parte de la glándula sebácea.

Peeling para el rejuvenecimiento de la piel. Se trata de aumentar la calidad y la cantidad del colágeno de la piel a partir de la renovación de las capas más superficiales.

Peeling para cerrar poros. A partir de la renovación de las capas superficiales de la piel conseguimos que los poros no desaparezcan, pero sí disminuyan bastante su tamaño.

Peeling luminoso. Utilizamos la frescura y pureza de los ácidos frutales, ricos en vitamina C, para iluminar el rostro, y después lo hidratamos con mascarillas de ácido hialurónico.

  1. FOTOREJUVENECIMIENTO LÁSER

Con los años, la capacidad de sintetizar colágeno y ácido hialurónico de nuestra piel disminuye. Con nuestros tratamientos, nos proponemos volver a llenar de ácido hialurónico la piel y estimular las células que forman el colágeno.

Cuando promovemos la síntesis de colágeno, con los PRP o fotorejuvenecimiento láser, los efectos no desaparecen con el tiempo, ya que el colágeno que se forma es el suyo propio.

Suscríbete a nuestras noticias

Hemos añadido una herramienta para que podáis suscribiros a nuestras noticias y así estar informad@s de las últimas novedades en estética, asi como de todas nuestras noticias y promociones. Además si os suscribís y nos mandáis un email explicandonos cual es vuestro tipo de piel, podéis pasar por nuestro centro a recoger unas muestras de productos que habré escogido personalmente para vosotr@s.

Te has suscribito correctamente